Recambios Ocho Ruedas y Cecauto apoyan el deporte de motor

A la hora de afrontar un reto, no hay equipo pequeño. Así piensan el asociado de Cecauto Sur: Recambios Ocho Ruedas y el propio grupo. Y así es cómo surgió el patrocinio a Antonio Hernández, piloto y copiloto de rallies respectivamente, a los mandos de un Citroën Saxo.

«Si eres un equipo grande, te llueven los sponsors. Sin embargo, para dos apasionados del deporte del motor que cuentan con poco más que un coche y su ilusión resulta difícil conseguir ayuda. Por eso estamos tan agradecidos a Cecauto y a Recambios Ocho Ruedas por su apoyo», explican.

De hecho, Recambios Ocho Ruedas lleva ya varios años de apoyo al equipo. Fue por mediación de este distribuidor de recambios que el grupo supo del interés de estos dos aficionados por competir en el Rally Crono  de la Navidad, que se disputaba el pasado 4 de diciembre en Nueva Tartella (Córdoba). Y así fue cómo Cecauto decidió apoyar también esta ilusión.

«Ha sido una decisión que nos ha permitido ganar a todos. Al equipo por el apoyo que le hemos brindado a la hora de mantener su vehículo y a nosotros porque hemos dado a conocer los productos de marca Cecauto, que nos distinguen en la zona. De hecho, hemos recibido un buen número de llamadas interesándose por ellos tras la prueba», explican Cristóbal y Manuel Toribio, los hermanos al frente de Recambios Ocho Ruedas, que no dudan al señalar que continuarán con este tipo de iniciativas en el futuro.

A los equipos pequeños nos cuesta conseguir ayuda. Por eso agradecemos a Cecauto su apoyo

Condiciones Extremas

La prueba se celebró en un tramo que presentó más dificultades de las previstas, debido a un temporal de lluvia que anegó parte de Andalucía durante esos días. «Llovió mucho y esto provocó incluso que muchos coches acabaran siniestro total porque las condiciones del recorrido se complicaron en extremo», recuerdan Antonio y Alberto.

Los dos participantes estrenaban su coche, que había adquirido y adaptado Antonio. El vehículo respondió muy bien ante una prueba tan difícil y consiguió el quinto puesto dentro de su clase. En una carrera con tantos abandonos, este logro adquiere más mérito si cabe.

«La experiencia fue buena a pesar de la dificultad y la incomodidad que encontramos en ciertos momentos». Nos gusta mucho este deporte y sabemos que en el futuro vendrán pruebas mucho más cómodas en las que podremos disfrutar más. Tras diez años en este deporte, sé que todavía me quedan muchos kilómetros que recorrer», finaliza Antonio.

Share