moia

Moia es el nombre elegido por el Grupo Volkswagen para la filial que aglutinará todos sus servicios de movilidad dentro de las nuevas tendencias que se están dando en las grandes ciudades. «Volkswagen va a ofrecer servicios de movilidad a sus clientes a pesar de que no tengan un vehículo de nuestro grupo en propiedad», según Ole Harms, consejero delegado de Moia, que será la 13ª marca del consorcio alemán.

La sede de la filial estará en Berlín, ciudad en la que pondrá en marcha proyectos de movilidad «tanto individual como colectiva» en un contexto en el que «el cliente se inclinará hacia el coche compartido –car sharing, en inglés- o la movilidad a la carta». Moia contará con 50 empleados, una cifra que irá aumentando hasta las 200 personas en 2017. Moia operará en Hamburgo, ciudad con la que VW tiene un convenio a tres años para promover la movilidad sostenible.

«Será una compañía autónoma bajo el paraguas de VW, que desarrollará y comercializará sus servicios de movilidad de forma independiente o a través de acuerdos con diferentes ciudades», afirma Harms. Moia trabajará de forma conjunta con todas las marcas del grupo alemán, si bien las enseñas del consorcio seguirán desarrollando sus propios planes de movilidad.

Moia trabajará de forma conjunta con Gett, rival de Uber, en la que el consorcio alemán compró una participación por 300 millones de dólares (281 millones de euros) el pasado mayo. Gett opera vía aplicación móvil en 100 ciudades. Junto a VW está expandiéndose por Europa, contando con fuerte presencia en Londres y Moscú. Moia comenzará sus operaciones aprovechando la experiencia y conocimiento de Gett, a través de las apps móviles, dado que es la vía que más utilizan los usuarios que piden servicios de movilidad a través de su smartphone.

 A través, de Moia, el Grupo Volkswagen continuará colocando sus vehículos en flotas de coche compartido, a los propios conductores de Gett. Moia será un vehículo para introducir un mayor número de coche eléctricos del consorcio a través de acuerdos con las grandes ciudades europeas para facilitar la movilidad por sus cascos históricos, que estarán cerrados a aquellos conductores que conduzcan un vehículo propulsado por mecánicas diésel antiguas.

Además de la movilidad eléctrica, Moia contará con prototipos de coches autónomos en circulación en 2019.

 

Fuente: elmundo.es 

Share